Saludos Internacionales: Partido de los Comunistas de México

Camaradas:

En ocasión de la 29 Convención Nacional del Partido Comunista de los EEUU queremos transmitir los saludos fraternales del Partido de los Comunistas, de México. Queremos también saludar los más de 90 años de lucha por organizar a la clase obrera, a la juventud, a las mujeres, a los afroamericanos y a los pueblos latinos que ahí radican y trabajan.

El origen de nuestra organización esta en el año de 1994, pero nuestras raíces también están en 1919 cuando fue creada la Sección Mexicana de la Internacional Comunista. Nosotros asumimos como nuestra aquella historia de lucha común entre los comunistas de los EEUU y México, la gran contribución prestada por organizadores, cuadros sindicales y sociales que vinieron a ayudar a que el proletariado mexicano diera sus primeros pasos en la construcción no solo del partido comunista, sino de organizaciones e instrumentos clasistas. Ambos partidos fuimos afectados por el oportunismo de derecha que significo el browderismo y también juntos los comunistas de los EEUU y México dimos pasos para que nuestros partidos pronto superaran esa etapa que pretendía liquidarlos y sumarlos como cooperantes de la fase de estabilización posguerra de los monopolios imperialistas.

Cuando la etapa contrarrevolucionaria de los años 90 del Siglo XX un referente nuestro en el proceso de reorganización, que finalmente permitió que en México existiera nuevamente un partido comunista, lo era, y lo decimos con sincero reconocimiento, el Partido Comunista de los EEUU y la firme labor ideológica y política que bajo la dirección de Gus Hall mantuvo con claridad las características esenciales de la identidad comunista.

Nos sentimos más cerca cuando además compartimos concepciones en torno a la naturaleza del Tratado de Libre Comercio y como combatirlo, así como en las reuniones bilaterales que cuando hay oportunidad sostenemos.

Ustedes saben la lucha tan importante que libramos contra los monopolios norteamericanos, y como buscamos aclarar siempre ante los trabajadores de México una posición de clase que lleve a identificar contra quien estamos, y que también allá en los EEUU hay mujeres y hombres que son como nosotros y que confrontan cotidianamente al mismo enemigo que acá nos explota y nos oprime.

Por ejemplo ahora que se aprobó la Iniciativa Mérida, un símil del Plan Colombia, con claros propósitos represivos para los trabajadores, para los campesinos, para los jóvenes y estudiantes, para los pueblos indios, para las mujeres, donde nosotros observamos que hay una continuidad entre la administración de Clinton, Bush y Obama apoyando al Estado mexicano, representante de los intereses del capitalismo monopolista tanto nacional como norteamericano. Pero tenemos claro que en los EEUU hay un movimiento de masas que lucha por la paz, por los derechos sociales de trabajadores y emigrantes y que es también solidario con las luchas del pueblo mexicano.

Camaradas:

Expresamos nuestra convicción que los comunistas norteamericanos acorde a los principios del marxismo-leninismo sabrán dar en condiciones tan adversas como las que viven una lucha para elevar la conciencia de los trabajadores norteamericanos, organizarlos y situarles la perspectiva por el socialismo, lo que al mismo tiempo es una gran contribución para los trabajadores de México y de otras latitudes.

Por nuestra parte ratificamos que nuestra lucha anticapitalista, antimonopolista, antiimperialista, por el socialismo y el comunismo se mantendrá hasta el derrocamiento del capitalismo, este sistema en crisis que coloca a la humanidad en posibilidades reales de desaparecer, y que en ese camino esta claro lo que el imperialismo norteamericano es y significa, y nuestras tareas.

¡Viva el Partido Comunista de los EEUU y el marxismo-leninismo!

¡Proletarios de todos los países, uníos!

Pável Blanco Cabrera
Por el Secretariado del Comité Central
Partido de los Comunistas, de México